El Canal ético o canal de denuncias es la vía que permite a trabajadores, proveedores, clientes y resto de usuarios o entidades que se relacionan con nuestra organización, comunicar incidencias e irregularidades en relación al cumplimiento tanto de la normativa interna (código de ético) como externa.

El Canal Ético forma parte del programa de COMPLIANCE de cada organización y es un instrumento vital de aquél para prevenir y reaccionar ante la comisión de delitos y otras irregularidades, pudiendo así eximir o atenuar la posible responsabilidad penal de la empresa. Es obligatorio en las empresas públicas y todas aquellas empresas privadas que cuenten con más de 50 trabajadores o un volumen de facturación o balance de más de 10 millones de euros.

La finalidad principal que debe cumplir el canal de denuncias es “prevenir la comisión de irregularidades atacando desde el principio las conductas ilícitas y/o inadecuadas”. 

En Ofinemu hemos desarrollado una plataforma online de gestión de denuncias en dos modalidades: gestionado por la propia empresa o gestionado por el equipo compliance de Ofinemu.